domingo, 8 de septiembre de 2013

Si te gusta leer y escribir... ¡Un pequeño juego para ti!




Hagamos un pequeño juego, vamos. 
A más comentarios, ¡más sorpresas para tod@s! ¡Les va a gustar!
Lean el siguiente cuento y luego, SIN MIRAR LOS COMENTARIOS, respondan a las preguntas del final.
¡Aquí vamos!
La Estela de Idiotez
por Enia.

El trueno retumbó en el cielo encapotado, con la fuerza ensordecedora de una explosión, haciendo vibrar el mundo acorralado bajo el manto de nubes densas y turbulentas.
La lluvia, furiosa, arreciaba contra todo lo que encontraba a su paso, azotando sin piedad ni distinción alguna.
En el rincón más oscuro del portal, las dos siluetas se aplastaban en la esquina de la puerta y la pared. Casi no se movían, apenas y respiraban, aguardando en un silencio tenso sin atreverse a verbalizar las posibilidades. Con las manos aferradas, observaban alertas las veredas y calles anegadas.
El fogonazo de luz de un rayo anticipó la potencia del siguiente trueno, cubriendo las anegadas calles y aceras de sombras siniestras en el segundo que duró el destello de luz. Las figuras, reales o imaginarias, le hicieron cerrar con más fuerza aún los dedos alrededor de la mano que aferraba.
Decir que había sido una mala idea, era desde innecesario a redundante.
Debió escuchar. Debió aceptar que su criterio era errado. Debió evaluar de manera más realista la situación. Debió escucharle, en lugar de actuar como idiota, arrastrándole en su estela de idiotez.
Las copas de los árboles se doblaban con violencia, debido al peso del agua y la furia del viento. El ruido de la tormenta ensordecía cualquier otro sonido. La oscuridad de la tarde que se había tornado en noche, camuflaba cualquier presencia más allá de ese portal.
No se le escapó el detalle de que, habiendo clamado tantas veces que no profesaba religión alguna, repentinamente, lo único que parecía que pudiera hacerse, fuera orar.
Así que cerrando los ojos, rezó.

OoOoO

Solo teniendo en mente lo que imaginaste, di:

El personaje principal:
¿Es hombre o mujer?
¿Cuál es su edad?

El cuento:
¿Está situado en qué época o universo?
¿Cuál situación cuenta?

Ahora sí, ¡Lee los comentarios!
¿A que es loco y te hace devolverte para leer de nuevo el cuento? ¿Eh?
Y ahora, si me permites, me gustaría remitirte a la entrevista con la escritora de este cuento y otros parecidos. Porque ya sabes de qué estaremos hablando...

5 comentarios:

  1. Son dos varones.
    De unos 10 años.
    Se sitúa más o menos a mediados de los 1950`s.
    Lo que sucede es que se retaron a ir al cementerio en la noche, con la mala suerte de que los garró la tormenta a medio camino.

    ResponderEliminar
  2. Son un hombre y una mujer.
    Tienen entre 16 y 22 años de edad.
    La acción se sitúa en un mundo de princesas y reyes.
    Lo que sucede es que el joven pobre enamorado de la bella princesa y viceversa, se escapan del reino para vivir juntos y felices para nunca jamás... Y la tormenta los devuelve a la realidad.

    ResponderEliminar
  3. Son dos hombres.
    Alrededor de 40 años.
    La acción se sitúa en un mundo distópico.
    Lo que sucede es que dos amigos, esclavos de una organización de ese mundo, hacen un plan y se escapan y, para cuando llega la tormenta, se dan cuenta de que no tienen a donde ir y pronto van a ser alcanzados.

    ResponderEliminar

  4. Hola:

    Para mi, el protagonista principal es una mujer y el otro un hombre. Los sitió con veintitantos años, con ganas de aventuras.

    Esta situado en el futuro, con naves espaciales e inventos tecnológicos avanzados.

    A mi, me parece que cuenta una huida de los dos protagonistas de una ciudad que esta siendo invadida por tropas enemigas. Y que los dos protagonistas estaban en un refugio a salvo, hasta que ella decidió escapar, y él enamorado de ella, a pesar de no estar de acuerdo con su decisión, decidió acompañarla para protegerla.

    Fue un placer participar en tus preguntas y leer el relato de Enia.

    Mucha suerte con todas tus cosas personales y que todo te salga muy bien.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo....
    Que son un hombre y una mujer. De alrededor de 25 años. Ella tiene su propia cruzada, necesita encontrar algo y no puede esperar a la mañana.
    Él opina que su cruzada no vale la pena. Que no vale su vida, eso seguro. Y es a eso a lo que se enfrentan: a ser atrapados y sentenciados ahí, en la calle. Pero no puede dejar que vaya sola. Porque ella le importa.
    Está ubicada en la época actual. En los barrios no tan transitados de una ciudad grande.
    Y este es solo el inicio de una larga serie de vicisitudes que terminarán por acercarlos aún más... luego de separarlos mucho.
    ¡Beso y gracias por tu interés!

    ResponderEliminar